Inicio      Historia
HISTORIA

Sacerdote Jesuita que después de ser ordenado regresa a México en 1926, cuando la persecución religiosa estaba en sus momentos más críticos.

Se dedica a administrar su ministerio diciendo misas, repartiendo la comunion, escondiéndose para no ser detenido. Ayuda a muchas familias que por el solo hecho de ser católicos les quitaban su trabajo.

 

Fue fusilado el 23 de noviembre de 1927 sin juicio alguno en la ciudad de México y beatificado en Roma por su Santidad Juan Pablo II en septiembre de 1988, canonización en trámite.

 

Después de su martirio, personas que le ayudaban en la repartición de las despensas continuaron repartiéndolas en su nombre.

En colaboración con los sacerdotes de la Compañía de Jesús se inicia el "Centro de Caridad Padre Pro" como una Asociación Civil el 30 de octubre de 1965, hasta 1988 que se convirtió en "Asociaciaón Padre Pro, I.A.P." y así continua hasta nuestros días, repartiendo todos los días 23 de cada mes 250 despensas a gente muy necesitada.